El descubrimiento del uso de la energía solar viene desde la antigüedad, civilizaciones como China y Grecia, utilizaban espejos y vidrios para encender fuego. Fue en el siglo XVIII que un químico y naturalista suizo llamado Nicolas-Théodore de Saussure, fabricó el primer colector solar plano. Este invento no fue utilizado con el mismo propósito que hoy en día, sino exclusivamente para cocinar alimentos. Con el paso del tiempo y trabajos de investigación de diferentes personalidades y mentes brillantes, el colector ha adquirido su utilidad actual centrada en la climatización de agua para uso personal.

El consumo energético básico de una vivienda se extiende desde luz, gas y agua; entre el veinte y treinta por ciento de este consumo es agua caliente, un recurso indispensable en muchas actividades humanas, razón por la que acudir a otras alternativas que permitan el ahorro de dinero resulta importante. Entre estas opciones encontramos a los colectores solares, dispositivos que sirven para recoger y absorber la energía solar para transformarla en energía térmica.

Colector solar en Denizli

Colector solar en Denizli

Divididos en colectores de baja, media y alta temperatura, no solamente tiene aplicaciones en el hogar sino también en el área industrial y comercial. Su uso abarca la preparación de agua caliente para uso sanitario, para climatización de piscinas, calefacción, crear vapor, para cocinar, esterilización, pasteurización, desalinización, lavado, secado, entre otras.

Estos dispositivos funcionan dependiendo de la estación del año ya sea en casas convencionales y edificios, donde su utilización cubre habitualmente entre el treinta y cien por ciento del agua caliente que se utiliza en las diferentes actividades humanas.

Entre los distintos tipos de colectores solares se encuentran:

Los Colectores de placa plana con cubierta, Colectores Concentradores Parabólicos, Colectores de placa plana sin cubierta y Colectores de tubos de vacío.

Todos tienen el mismo propósito: calentar agua. Los colectores concentradores parabólicos y los de tubos de vacío son usados para tareas industriales, trabajan con altas temperaturas que llegan hasta los 4 mil grados centígrados, a veces son utilizados hasta para producir energía eléctrica. Mientras que los colectores de placa plana con y sin cubierta, llamados comúnmente como panel solar, son los más usados en el sector doméstico por su sencillez y por trabajar con temperaturas por debajo de los 50 grados centígrados.

El uso de estos dispositivos para la climatización de agua, se ha convertido más que en una alternativa ecológica, en una tecnología económicamente atractiva y competitiva. Países desarrollados como Alemania y Austria han prosperado con la combinación de sistemas convencionales y alternativos, expandiendo un nuevo mercado. En el 2007, la Federación Europea de la Industria Termosolar publicó un plan de acción de energía térmica con solar con el objetivo ambicioso de que en el año 2020 existiera un metro cuadrado de colector por habitante, apenas han pasado 5 años y ya se lleva un área instalada de colectores solares alrededor de más de 6 mil metros cuadrados en el mundo, no puede haber duda que paulatinamente se fortalecerá e incrementará la demanda de energía ecológica en todos los países.